jueves, 22 de junio de 2017

Ron Howard dirigiendo Han Solo

A ver, concepto: los directores originales de la película de Han Solo se las piran del proyecto y entra Ron Howard, que es un tío competente y no lo hizo tan mal como mucho personal piensa en Willow. Pero, claro, aquí hay que mojarse: vuelve a demostrarse que la saga prefiere ir por el camino de los artesanos competentes, que ruedan bien por encargo, en lugar de darle las franquicias a capitanes más intrépidos. ¿Se imaginan una de Star Wars dirigida por Spielberg, Nolan, Ridley Scott? Yo sí. Y me parece que no es un disparate... si pierden el miedo los dueños de las franquicias, claro. Por el momento no es el caso. Juegan sobre seguro, pero nos privan del nervio y la sorpresa. Tampoco es que la saga original de Star Wars estuviera dirigida por maestros de personalidad desbordante, pero no me nieguen que ahora mismo les llama más ver qué demonios ha hecho Villeneuve con el universo Blade Runner que ver cómo Howard nos apaña una versión trepidante y competente de la juventud de Han Solo.

No hay comentarios: